Absuelven a los 21 trabajadores de Baux participantes en una huelga en 2007


Castellón, 26 oct (EFE).- El Juzgado de lo Penal número 2 de Castellón ha absuelto a 21 trabajadores de la Compañía Valenciana de Aluminios Bax que participaron en una huelga en 2007 a los que se acusaba de delitos contra los derechos de los trabajadores, injurias y lesiones imprudentes.

Según explica la sentencia, la causa se abrió tras la denuncia de la mercantil Compañía Valenciana de Aluminios Baux S.L. contra un grupo de trabajadores que secundó el día 7 de junio de 2007 una huelga convocada por el comité de empresa del centro de trabajo situado en Segorbe (Castellón).

La mercantil se apartó de la causa posteriormente, aunque el Ministerio Fiscal mantuvo la acusación contra 21 trabajadores a los que acusaba de los delitos de contra los derechos de los trabajadores, injurias y lesiones imprudentes.

El día de los hechos, según la sentencia, en el marco de las acciones reivindicativas "propias de la huelga" un grupo de más de 40 personas se concentró a unos 500 metros de la empresa en un túnel que da acceso a la entrada de la fábrica.

Allí coincidieron con los trabajadores que no secundaron la huelga y que iniciaban su turno de trabajo a esa hora.

A la vista de la numerosa concentración, agentes de la Guardia Civil aconsejaron a la trabajadores que aparcaran a un kilómetro de distancia y accedieran caminando a la fábrica.

Al llegar al túnel estos trabajadores encontraron una cadena humana por los compañeros que sí secundaban la huelga.

Los huelguistas, dice la sentencia "rompieron la cadena de forma voluntaria a petición de los trabajadores que sí querían ir a trabajar sin que conste que se produjeran incidentes violentos", aunque "algunos trabajadores concentrados increparon a los trabajadores con insultos".

Para el juez "no ha quedado acreditado que los trabajadores concentrados "impidieran el acceso a ningún trabajador".

A lo largo del día, "personas no identificadas del grupo de huelguistas, acumularon ramas, palets y otros materiales, formando una especie de barrera en la entrada del túnel que obstaculizaba el paso".

Sobre las 17 horas, acudieron dos empleados de la empresa de seguridad Securitas, contratada por Baux.

Uno de ellos "decidió pasar por encima de la barricada de manera que, por la inestabilidad del palet sobre el que se apoyó, cayó al suelo y se fracturó una pierna".

Pero según la sentencia "no ha quedado acreditado que los trabajadores concentrados impidieran a los vigilantes de Securitas apartar los elementos que obstaculizaban el túnel, de manera que pudieran atravesarlo caminando".

Asimismo, la sentencia dice que los huelguistas sí increparon a los trabajadores de seguridad.Durante la misma tarde, personal de Baux pidió que acudiera la Guardia Civil para que acompañara a los trabajadores que no secundaron la huelga e iban a salir para evitar incidentes.

Acudieron los agentes y formaron en el túnel un pasillo a modo de cordón de seguridad por el que salieron los trabajadores que fueron insultados por alguno de los huelguistas, que también hicieron sonar pitos y bocinas, pero "sin que se constaten agresiones o amenazas".

Según el juez, no ha quedado acreditado que "ninguno de los acusados profiriera insultos o amenazas, o agrediera o ejerciera violencia alguna contra los trabajadores que no secundaron la huelga, ni que les impidiera el acceso al centro de trabajo".

Por ello, el juzgado ha absuelto a los trabajadores de los delitos de los que se les acusaban.


Entradas destacadas
Entradas recientes